Cómo reconocer un cristal o gema

reconocer cristales

Este es un tema que de entrada no es tan fácil de contestar ya que los cristales tienen muchas características que pueden compartir con otros materiales y además hay personas expertas en recrear la forma, color y características de ciertos cristales. Antes de proseguir igual quiero aclarar que en lo personal no creo que el problema sean las cualidades de las piedras, cristales o gemas, el problema es cuando nos engañan.

Creo que cualquier tipo de piedra puede servir, incluso dentro de mi colección tengo piedras comunes de río o que me he encontrado por la calle y las uso para diferentes fines, también tengo un par de cristales que sé que fueron sometidos a ciertos procesos para avivar su color o sellar ciertas propiedades, también por eso en la Tienda Cuatro Lunas especifico que piedras como el Peridoto o elementos como el Coral Rojo han sido tratados o reconstruidos porque como dije anteriormente el problema no son las propiedades en sí de determinado cristal sino que nos engañen haciéndonos creer que algo es lo que no es.

¿Pero cómo reconocer si un cristal o gema es lo que nos dicen?

Aquí te dejo algunos indicadores, no todos son 100% infalibles pero si te pueden dar una idea general de cómo reconocer un cristal.

  • La temperatura. Los cristales por lo general siempre permanecen fríos y eso los diferencia del vidrio coloreado ya que este si se calienta, también es importante tener en cuenta que si bien sin aparatos adecuados no es fácil medir la temperatura de un cristal el tacto si nos puede ayudar a sentir si están fríos o no.
  • El color. Este es un aspecto relativo pero por lo general (no siempre pero sí en la mayoría de los casos) los colores de los cristales no son completamente uniformes y no son extremadamente vivos, cuando esto pasa pueden ser vidrio coloreado o pueden haber sido sometidos a altas temperaturas para modificar su color original.
  • Las formas. Muchos cristales de la familia de los silicatos o los feldespatos tienen pequeñas imperfecciones en sus formas, incluso con el tiempo estas van variando y si son cristalinos se puede ver como pequeñas grietas y formas en su interior que son difíciles de imitar con vidrio u otro material, además como dije anteriormente, estas grietas y formas van variando con el tiempo.
  • El valor. Este aspecto depende mucho del mercado como tal pero hay cristales que de por sí son bastante costosos ya que no se consiguen tan fácilmente así que si te ofrecen uno de ellos a un valor mucho menor es posible que sea una imitación, por ejemplo el Lapislázuli, la Turquesa o la Malaquita son bastante costosos.
  • Tu intuición. Esto es algo que se va desarrollando con el tiempo y tiene que ver con esa conexión que uno crea con los cristales y permite que uno sepa si son reales o no, no es algo tangible sino algo que se va adquiriendo con la experiencia pero también es algo que todos podemos desarrollar con la práctica y con estar atentos.

Estas fueron algunas sugerencias pero el reconocimiento de los cristales se va logrando con la experiencia, con entrar en contactos con ellos y conocer sus características propias, también con el tiempo se va afinando la intuición y se va volviendo más fácil reconocer si un cristal es lo que nos dicen que es o no.


¿Sabes otras formas de reconocer cristales? ¿Has tenido alguna experiencia al respecto? ¡Házmelo saber en los comentarios!


En la Tienda

Te puede interesar:  Construyéndo redes de cristales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *