Viviendo en momentos de crisis

Estamos en uno de esos momentos que nos enfrentamos como humanidad a muchos retos que si bien han estado latentes por mucho tiempo, ahora se han hecho mucho más evidentes, es un momento en el cual sale a relucir todo, lo bueno, lo malo, lo bonito, lo feo, y es por eso que es tan importante estar muy presentes, atravesar este momento de la manera más consciente posible, pero aquí no me refiero a hacer de cuenta que nada está pasando, o a pasarse todo el día meditando y enviando luz, me refiero a vivir un día a la vez de la mejor forma que podamos.

Habrá días en los cuales seguramente nos sintamos optimistas frente al panorama que tenemos adelante, pero seguramente habrá otros días en los cuales la oscuridad vendrá a buscarnos y es algo que no podemos evitar, somos humanos, necesitamos sentir todas esas emociones humanas, y de eso se trata la consciencia, de saber que en cada momento habrá algo diferente a lo cual tengamos que enfrentarnos, y que es perfectamente normal sentir un montón de emociones dentro de un rango muy amplio.

Personalmente creo que esta situación llegó para mostrarnos ese cambio que se venía acercando desde hace mucho tiempo, y lo hizo de una forma que muchos no esperábamos, pero a la vez es una oportunidad para sacar a la luz todo lo que necesita salir a la luz, también es el momento perfecto para mirar nuestro interior, para conectar con nosotros mismos, con toda la luz y la oscuridad que llevamos dentro y hacernos cargo de ello.

Te puede interesar:  Terminando un reto de Tarot + Instagram

Desde la astrología se podría explicar todo lo que está sucediendo y hacerlo de muchas formas, pero aquí lo más importante es lo que hagamos en el momento presente, es lo que construyamos día a día, es la forma como nos comportamos diariamente y cómo podemos aprovechar esto para fortalecernos, para entender que la mayoría de cosas están fuera de nuestro control y que todo puede cambiar de un momento a otro, y aún así, que en circunstancias como esta, podemos seguir conservando nuestro centro, así sea yendo de un lado para otro como un péndulo, entendiendo que la vida no es plana, que no nos podemos quedar en un sólo estado sino que situaciones como esta nos mueven y muchas veces hasta nos ayudan a encontrar un mejor camino para nuestra vida.

No creo que sea momento de dar consejos específicos, porque si bien la humanidad está compartiendo una situación que nos afecta a todos, cada uno de nosotros tiene diferentes cosas con las cuales lidiar en el día a día, para algunos lo más difícil será el encierro, para otros la falta de contacto físico, tal vez para algunos sea no poder ver a sus seres queridos, y mucho otros estarán viendo cómo su economía o su salud se ve seriamente afectada, por eso creo que lo único que se puede decir es que día tras día traemos de hacer las cosas de la mejor forma que podamos, esto también es una lección de humanidad, de entender que estamos juntos en esto y que justamente por eso tenemos que sacar lo mejor de cada uno de nosotros.

Te puede interesar:  Días caóticos, enseñanzas escondidas

Para despedirme quiero dejar unas palabras que escuché en una serie (como raro 😀 ) y que me parece que al final hablan de lo que es la vida en general, algo que tenemos que recordar en este preciso momento:

Creo que el truco está en no querer separar las alegrías de las penas, sino dejar que se mezclen, ya sabes, hacer que coexistan. Y creo que si pueden hacer esto, si pueden salir adelante, con toda la alegría y el dolor mezclados en su interior, sin saber cuál ganará la batalla, la vida tiene una manera de agitarlo todo para ser más bella que trágica.

This Is Us – S04E18 – Strangers: Part Two

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *