Publicado: 08/04/2016504 palabras1,9 min. de lectura

Movimientos circulares para nuestro ciclo circular

La energía femenina es cíclica y circular, va de un punto a otro en movimientos ondulantes y continuos que fluyen como debe fluir el agua. Esa es la esencia de nuestros ritmos y cuando nos conectamos con esa forma de sentir todo empieza a ir mejor.

A medida que lo entendemos todo se vuelve más fácil

Pero la cuestión es que muchas mujeres pelean con sus ciclos, con sus emociones y con su esencia, ven en cada uno de ellos una carga más que no les aporta nada, al contrario, es una cruz que hay que cargar, es el castigo por ser mujer. Y eso es triste, porque así se pierde toda la conexión que hay con la energía femenina, pero obviamente también es comprensible porque es lo que nos han enseñado, y al final es un proceso muy personal y no hay un resultado final que esté bien o este mal, somos cuerpos y vivencias diversas.

Pero igual estaba pensando que los movimientos circulares nos pueden ayudar mucho a aliviar algunos síntomas, a conectar un pco mejor con estos ciclos y tal vez si sientes que conecta contigo, puedes empezar un proceso de ver tus ciclos de otra forma.


¿Entonces qué se puede hacer?

Afortunadamente hay muchas cosas que se pueden hacer, una de ellas es volver a conectar con los movimientos circulares y con los ritmos cíclicos. Un buen ejemplo es tomar un hula hula y empezar a girarlo en la cintura, sin pensarlo tanto, sólo sintiendo cómo su movimiento es natural en nuestro cuerpo, incluso hacer este ejercicio cuando se tienen cólicos ayuda a masajear y a aliviar la zona si se hace suavemente.

Otra forma es hacer círculos con la cadera, imaginando que en el piso se va dibujando un circulo, cerrando los ojos y centrando toda la atención en esta área del cuerpo. Se puede agregar otro elemento que es la visualización de una luz blanca que se mueve en forma circular alrededor de cintura y caderas, esto adicionalmente ayuda a relajar y a mover toda la energía del cuerpo.

Además de estos movimientos circulares también sirve mucho tomar bebidas calientes como una buena aromática de manzanilla que también ayuda a desinflamar y aliviar en caso de cólicos; darse espacios de descanso y silencio en los que la idea principal es consentirse, pero sobre todo, entender que somos muy afortunadas al tener en nosotras los ciclos de la luna porque eso nos conecta directamente con la naturaleza de la cual hacemos parte y porque al entender nuestra esencia podemos empezar a ser más fuertes y auténticas con nuestros verdaderos deseos.

Así que la próxima vez que te sientas disgustada o desconectada, respira profundo, haz alguno de estos ejercicios, sin ninguna expectativa, tal vez sólo por probar pero dejando que su energía recorra todo tu cuerpo.

Crédito Imagen: Amethyst Iris

Cuidando plantas con cristales
Entrevista al Tarot Shadowscapes

Acerca de: Arlain

Creadora de Cuatro Lunas. Trabajo con Tarot Holístico, Astrología Evolutiva y Cristales. También me he desempeñado como Terapeuta en Medicina China Tradicional. Creo que la magia existe, sólo hay que saber encontrarla.

ARTÍCULOS RELACIONADOS