El poder de la risa

Hay momentos en que atravesamos por situaciones difíciles que nos roban la alegría, es como si todo perdiera su luz y no pudiéramos ver más allá de lo que está pasando, pero justamente por eso es tan importante la risa, porque no sólo es una manifestación de un alma en paz, sino porque a través de ella podemos atravesar los momentos oscuros de una forma más ligera.

Quiero aclarar que la risa no es algo que se pueda forzar y que esa tampoco es la idea porque puede causar el efecto contrario pero a veces estamos tan centrados en lo negativo de la vida, en las situaciones diarias que se nos olvida que la risa puede aliviar esa carga, sin contar con que una buena carcajada realmente puede relajar los músculos, calmar el ambiente y sobre todo puede ayudar a dar una perspectiva distinta a lo que estamos sintiendo.

Cuando nos reímos realmente liberamos la tensión del cuerpo y de la mente, además que por lo general la risa también es social por lo que nos ayuda a conectar con otras personas, los niños ríen y lloran sin ningún problema porque a esas edades todo es más libre, las emociones se siente puras y se les da curso de forma fácil, no existen la inhibición del qué dirán y tampoco hay tantas restricciones del comportamiento.

Beneficios de la risa

A nivel físico, la risa relaja el cuerpo, alivia cualquier tensión que pueda existir y ayuda a controlar el estrés ya que disminuye los niveles de epinefrina y cortisona, también hay algunos estudios que sugieren que la risa ayuda a controlar la presión arterial y bajar los niveles de leptina en la sangre.

Te puede interesar:  Caminando por la linea media

A nivel emocional la risa nos ayuda a liberar emociones, a darle una nueva perspectiva a las situaciones que estamos viviendo y ayuda a aplacar la ira, el temor y la angustia, también tiene una función social ya que nos ayuda a interactuar con las personas de una forma que fomenta la creación de lazos y baja la tensión en las relaciones complicadas.

¿Y si no puedo o no me gusta reír?

Como dije antes, la idea es que la risa surja de manera natural, sin forzarla, incluso he visto que hay talleres donde le piden a la gente que haga carcajadas así no las sientan y la verdad creo que eso lo único que hace es forzar algo que no debería ser forzado logrando que muchas personas se siente más incómodas que tranquilas.

Por eso cada uno debe buscar lo que lo haga sentirse más cómodo, a veces lo mejor es estar en un ambiente familiar, con personas de confianza, que todo se de orgánicamente, tal vez para algunos también puede ser una buena idea ir a ver una película cómica o asistir a una obra de teatro con esa temática. Y si no te gusta reír, pues nadie puede forzarte, así de simple, pero podrías mirar de dónde viene ese rechazo, tal vez estás en un momento de la vida donde no lo necesitas, tal vez hay algunos procesos que tienes que hacer para sanar heridas, o simplemente eres así, lo importante es que no te esfuerces para ser alguien que no eres pero tampoco te prives de los beneficios de reír.


¿Has sentido alguna vez los beneficios de la risa? ¿Te cuesta reír o es fácil para ti? ¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!

Te puede interesar:  Frases que inspiran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *