Volviendo a mirar el cielo en busca de respuestas

Hace bastante tiempo empecé el estudio de mi propia carta astral porque creo que es una forma muy especial de entender y darle sentido a muchos de los rasgos de mi personalidad y algunos sucesos de mi vida. Ha sido un recorrido muy interesante en el cual he aprendido muchísimo y con el cual también me he divertido bastante.

Inicialmente empecé a estudiar cosas sencillas como los planetas que estaba en las diferentes casas, luego empecé a ver las relaciones entre los astros y sus posiciones, ver que mi Sol está en Cáncer, mi Ascendente en Tauro y mi Luna en Géminis me llevo a entender cuál es mi esencia, cómo soy percibida y la forma en que siento. También entendí lo que significa tener Mercurio Retrógrado de nacimiento y porqué cuando sucede todo repercute de una forma muy diferente en mi, es como si entendiera esa energía a un nivel más profundo.

Pero entonces recientemente empecé a ver un poco más sobre las progresiones, es decir, empecé a ver cómo ha ido evolucionando mi carta astral a través de los años, uno por uno, lo cual significó un trabajo de varios días pero al final me gustó porque pude empezar a armar el rompecabezas de lo que me ha pasado. Por ejemplo me di cuenta que todos los planetas que tengo en retrógrado de nacimiento a través del tiempo empiezan a pasar a un movimiento directo, incluso el año en que nació mi hijo (que además cumple años el mismo día que yo) Mercurio, uno de los planetas más desafiantes para mi, inició su tránsito directo.

Te puede interesar:  Lo que dice el Tarot para el 2017 – Parte II

Todavía me falta mucho para entender con exactitud todas esas relaciones astrológicas, pero hacer el ejercicio de mirar mi vida año por año y mirar qué había pasado me ayudó a entender la forma en que el cielo nos habla a través de los astros. Para mi la astrología es una forma más de conocerse, de entender de hacer relaciones y crear ciertos patrones, no es, como me llegó a pasar algún día, una forma de ver el futuro con miedo (sí, yo tuve la típica experiencia con el astrólogo pesimista que sólo veía las tragedias y estaba lleno de sesgos) es más bien una gran herramienta para entender a través del tiempo la evolución del ser.

Otra cosa en la que también me he interesado mucho es en la astrología uraniana, la verdad es muy, muy poca la información que he conseguido pero si es algo que me llama la atención porque en ella se involucra una gran cantidad de conocimiento reciente que le da otro punto de vista a la astrología tradicional. Es una astrología más compleja por lo que he visto, pero supongo que mi Medio Cielo en Acuario ama este tipo de cosas que dan puntos de vista diferentes.

La astrología es una herramienta bastante compleja y que requiere mucho estudio, incluso hay muchas ramas y forma de abordarla pero justamente por eso creo que puede dar una panorama más amplio de lo que somos y cuál es nuestro papel dentro de este basto universo.

Te puede interesar:  Astro DIY #5: Los planetas personales

¿Conoces algo de astrologia? ¿Qué es lo que más te gusta? ¡Házmelo saber en los comentarios!

Imagen © Cuatro Lunas


En la Tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *