Un cuarzo rosado para un corazón roto

Muchos hemos estado en ese lugar, con un vacío en el estómago que no se va, con unas ganas increíbles de llorar, de no hacer nada, de acurrucarse en la cama debajo de esa nube oscura que nos repite una y otra vez la misma escena en que nos vemos desamparados, con el corazón arrugado o con los pedazos en las manos.

No es agradable pero algo bueno surgirá.

No es bonito, no se siente bien pero por experiencia he aprendido que un corazón roto puede ser lo mejor que nos puede pasar, es un impuso, es una invitación a cambiar de vida, de perspectiva, y sobre todo es una forma de crecer.

A lo largo de mucho tiempo he visto resurgir y florecer a muchas personas después de una decepción amorosa, es como si su vida tomara un nuevo aliento. De hecho la mayoría de las cosas que más amo hacer ahora las encontré al lanzarme en busca de mi misma después de una ruptura amorosa.


Pero como la idea no es sufrir eternamente sino aprovechar esa situación para avanzar, he podido ver y comprobar en mi propia piel cómo uno de los más bellos regalos de la naturaleza, el cuarzo rosado, puede ayudar en todo el proceso.

Algunas ideas…

Inicialmente soy partidaria de llevar un cuarzo rosado todos los días, a toda hora, mejor dicho todo el tiempo, por lo menos las primeras semanas cuando los recuerdos todavía están frescos y hasta la cosa más absurda nos recuerda que esa persona ya no está allí o que ese lazo de alguna forma se rompió. Me gusta limpiar las piedras con incienso así que también es bueno hacerlo varias veces durante este proceso, aunque al final cada cual encuentra su método, lo importante es que vayamos limpiando esa energía que se va quedando ahí.

Te puede interesar:  Cuidando plantas con cristales
El cuarzo rosado y la amatista son excelentes compañeros de viaje.
El cuarzo rosado y la amatista son excelentes compañeros de viaje.

Otra forma muy bonita de usar el cuarzo rosado es por medio de un pequeño ritual muy sencillo que consiste en conseguir 4 cuarzos rosados y una amatista, la idea es disponerlos de tal forma que “nos rodeen” uno adelante, uno atrás, uno a la derecha y uno a la izquierda, luego se toma la amatista en una mano y se cierran los ojos y en medio de las lágrimas o de ese encogimiento del corazón se empieza a repetir un mantra o una frase bonita. Mi mantra preferido es Aham Prema que significa “Yo soy Amor” en un sentido más amplio, viendo que realmente el mundo y todo lo que nos rodea es amor, pero para efectos prácticos se puede escoger cualquier mantra que nos conecte con esa sensación de que en medio de la tormenta no estamos solos.

Y al final…

Si hay muchas lágrimas, no hay nada mejor que dejarlas salir, si hay rabia también, pero sin necesidad de agredir o agredirse, de hecho ya en otro momento hablaré un poco más sobre ello, y al final lo más importante es darle curso a esas emociones para que podamos fluir y ver que ha sido toda una bendición que todo eso hubiera pasado.

Vuelvo y repito, yo sé que no es fácil pero en momentos como esos hay que valerse de todas las ayudas disponibles y el cuarzo rosado al ser la piedra del amor por excelencia y al tener la propiedad de recibir y transmitir amor puede ser el aliado excelente para salir bien y fortalecido del otro lado de la tormenta.

Características

Color Rosado
Composición Química SiO2
Sistema Cristalino Trigonal
Dureza 7
Signo Zodiacal Cáncer y Leo
Signo Chino Cerdo y Gallo
Chakra Cuarto Chakra – Anahata
Te puede interesar:  Superando adversidades con el granate

Infografia Cuarzo Rosado


¿Y tú has usado el cuarzo rosado para algo más? ¿Has hecho algo similar y te sirvió? ¡Cuéntame tu experiencia!


En la Tienda

2 comentarios

  1. Gracias!!! Lo necesitaba!!!!

    1. Me alegra mucho que te haya servido 🙂 Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *