Por qué es bueno limpiar energéticamente las joyas

No siempre somos conscientes de la forma cómo los objetos que nos rodean también afectan nuestra energía, especialmente cuando estos objetos están muy cerca o los llevamos todo el tiempo como es el caso de las joyas o los accesorios que usamos diariamente. Estos objetos se suelen ir cargando de nuestra energía y la energía que nos rodea, por eso es importante limpiarlos y seguir algunas recomendaciones.

Recuerdo que en una época de mi vida llevaba siempre conmigo una cadena de oro blanco con un udjat o cruz egipcia y que no me quitaba nunca, ni para bañarme, ni siquiera para dormir. Recuerdo también que en ese momento tenía dolor de cuello casi todo el tiempo y a veces sentía como si algo me pesara pero no podía explicar bien qué era. No fue hasta cuando decidí quitármela que sentí un alivio enorme, literalmente sentí que me habían quitado un peso de encima y que mi cuello empezaba a volver a la normalidad.

Sé que puede sonar a coincidencia pero la verdad es que con el tiempo empecé a ver que efectivamente las joyas, sobre todo las que están hechas con metales preciosos y con cristales tienen un efecto muy grande en nuestro cuerpo energético porque recogen todo lo que hay en el ambiente y también dentro de nosotros.

Algunas recomendaciones

Una de las más sencillas es quitarse todas las joyas y accesorios antes de dormir, suena sencillo pero no todas las personas lo hacen y esa es la mejor forma de descargar todas las energías recogidas durante el día. No importa si es una simple cadenita o un dije pequeño, todo ello recoge lo que nos sucede a lo largo del día y al quitárselas y dejarlas en un joyero especial o un lugar sagrado, esto se descarga y luego ya se pueden usar al siguiente día.

Te puede interesar:  Encontrando el camino con el péndulo

Otra recomendación es limpiar regularmente las joyas, la forma más efectiva es con el incienso, al igual como se limpian los cristales, esto hace que cualquier energía residual se vaya y además las mantiene siempre limpias y listas para usar. La ventaja del método del incienso es que sin importar el material de la joya, esto no las daña.

También se pueden limpiar las joyas y accesorios con sonido o meditación, estos métodos son también muy seguros, sobre todo cuando la joya es muy delicada. Para limpiarlas con sonido se puede usar un cuento tibetano o un armonizador, en el primer caso se pone la joya dentro del cuenco y se hace sonar y en el segundo se pone la joya en una mesa, mejor si es con una tela blanca y suave y se hace sonar el armonizador, lo importante es mantener la intención de quererla limpiar. Para limpiarlas con meditación simplemente se debe sostener la joya en la mano dominante mientras se hacen varias respiraciones profundas y se visualiza la joya llena de luz blanca.

Finalmente, si bien no es una recomendación para limpiar joyas si es una recomendación muy importante y tiene que ver con el hecho de que es mejor no heredarlas, especialmente si la persona sufrió alguna enfermedad importante o murió con ellas, de hecho en eso los antiguos eran muy sabios y por eso enterraban a las personas con este tipo de objetos. También hay que pensar en esas joyas que tienen una carga emocional muy grande, por ejemplo si fue un regalo de una ex-pareja y trae recuerdos dolorosos es mejor ya no tenerla.

Te puede interesar:  Cuatro cristales para el año nuevo del gallo

Espero que estas recomendaciones les hayan servido y puedan tenerlas en cuenta. Lo más importante es no sugestionarse pero también entender que en estos objetos se guardan muchos residuos energéticos y que es mejor hacer lo posible para que no nos afecten.


¿Has sentido los efectos de tener tus joyas por mucho tiempo? ¿Tienes otras recomendaciones? ¡Cuéntame en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *