Nunca está de más la protección del ojo de tigre

Las circunstancias de la vida siempre son lo que son y están ahí para ayudarnos a crecer y mejorar, pero a veces sucede que podemos sentir que tenemos una sobre carga de energía que no nos corresponde o que el entorno es negativo, aunque a la final todo es cómo decidamos verlo.

Sea como sea, hay una piedra que ayuda mucho a remover obstáculos energéticos, a proteger nuestra energía y a encontrar el equilibrio. El ojo de tigre es una de esas piedras que nunca está de más llevar y que siempre puede ayudar en diferente situaciones.

El Ojo de Tigre es la piedra de la protección, la percepción y el equilibrio. Sirve para proteger la energía, limpiar las vibraciones negativas y ayuda a resolver situaciones removiendo obstáculos.

En lo personal el ojo de tigre me ha ayudado a encontrar mi propia voz, a no depender del entorno para ser quien soy, es como si creara una vibración que no permite que la mente se distraiga con lo que sucede afuera y es por eso que se dice que “repele lo negativo” porque finalmente eso es una cuestión de percepción y cuando uno está centrado en lo que verdaderamente importa no hay forma de que la energía se pueda desestabilizar.

Afortunadamente hay muchas formas de usarlo

Desde accesorios con ojo de tigre hasta esencias o sprays de aura hechos a base de él, esta piedra tan especial se presta para llevarla a menudo, además porque a diferencia de otras piedras o cristales, no es necesario hacerle una limpieza constante ya que tiene el poder de transmutar la energía.

Te puede interesar:  Diario de cristales para imprimir

Pero una de las formas que más me gusta es usar el ojo de tigre en una meditación sencilla para encontrar el propio centro:

  • Sostén un ojo de tigre en las manos, cierra los ojos y concéntrate en la respiración, que esta sea regular, acompasada y que lentamente ayude a que la mente se calme. Una vez los pensamientos ya no estén tan dispersos visualiza cómo la energía de esta piedra ilumina tu plexo solar yendo de dentro hacía afuera, siente cómo te va centrando, cómo va haciendo que la mente se aquiete aún más y el equilibrio empieza a darse. Sigue respirando así todo el tiempo que puedas y cuando la luz se haya expandido a tu alrededor cúbrete con ella de arriba hacía abajo y luego de abajo hacía arriba con el propósito de seguirte equilibrando. Al final haz tres respiraciones antes de abrir los ojos de nuevo y agradece el ojo de tigre por su compañía.

Estos sencillos ejercicios ayudan mucho para la concentración, para equilibrarse y de esa forma sentirse mejor, para estar pendiente de lo que verdaderamente importa y no perder nuestro propio centro.

Características

Color Amarillo – café
Composición Química SiO2
Sistema Cristalino Hexagonal
Dureza 7
Signo Zodiacal Géminis y Leo
Signo Chino Tigre y Caballo
Chakra Tercer Chakra – Manipura

Infografia Ojo de Tigre


¿Ya conocías el ojo de tigre? ¿Te gusta esta piedra? ¡Deja tu opinión en los comentarios!


En la Tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *