No todo sirve para todos

Estaba pensando hace unos días en la forma cómo solemos asumir que lo que nos sirvió en algún momento de la vida también le puede servir a otros, y lo pensé también por mi papel como terapeuta, porque siento que algunas veces asumí eso a ciegas y ahora que lo veo en perspectiva veo que no fue lo mejor.

Y es que se nos olvida que cada persona es un mundo diferente que resuena con cosas diferentes, que lo que a alguien le puede ir de maravilla a otra persona no le sirve o incluso puede hacer que se sienta peor, por eso es tan importante entender que para cada persona hay una solución diferente.

También a veces se nos olvida que no es que algo esté mal con nosotros si no nos funciona algo que le funciona a la mayoría. Por ejemplo no todas las personas conectan igual con la meditación o con los retiros, a algunos les funcionan mejor los tratamientos holísticos, a otros simplemente no y eso está bien. No se puede asumir que si algo no nos funciona y hemos hecho todo el proceso con todo el esfuerzo, poniendo lo mejor de nosotros es porque hay algo mal en nuestro ser, simplemente ese “algo” no nos sirve y ya, no hay que buscar razones escondidas.

Por eso es importante hacer un proceso de auto-conocimiento y de búsqueda interna, porque eso nos da las pautas para ver qué es lo que nos hace bien y así ir en la dirección correcta. Además hay que tener en cuenta que cada cual tiene su propio camino, nadie puede vivir las experiencias por otros ni pretender tener el mismo proceso de los demás.

Te puede interesar:  5 señales de desgaste energético

Así que la próxima vez que sientas que no te sirve lo mismo que a los demás no te estreses, más bien evalúa, investiga e indaga sobre otras opciones, vuelve a tu interior y sigue caminando, buscando aquello que si es para ti.


¿Te ha pasado que algo no te funciona y a los demás sí? ¿Cómo te has sentido? ¡Cuéntame en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *