Menos tiempo, más cambios

A veces las cosas empiezan a tomar forma en la quietud, sin que uno haga mucho, otras simplemente van tomando su propio rumbo y se van amoldando a lo que va sucediendo.

Cuando empecé este sitio lo hice con una idea en mente, pero poco a poco esa idea ha ido cambiando. Es como si los mismos acontecimientos y las cosas que pasan en mi diario vivir fueran transformando la dinámica con la cual escribo y visualizo este sitio a futuro.

De momento sé que por los próximos tres meses no voy a poder dedicarle tanto tiempo como quisiera a este sitio. Hay cosas que tengo pensadas pero requieren trabajo y dedicación, y como estamos en el año del mono, todo se ha puesto un poco patas arriba y sé que no voy a tener esos espacios que requieren calma para poder hacer todo lo que quiero hacer.

Además porque esta idea ha ido evolucionando y creo que hay cosas que ya no resuenan igual, una de ellas es el nombre en inglés del sitio y del dominio. Eso lo hice al comienzo porque tenía la firme intención de traducir todos los contenidos sólo para darme cuenta más tarde, de que en vez de ayudarme a avanzar eso iba a ser un freno a la hora de escribir e iba a estar más preocupada por todos los artículos que se iban a quedar sin traducción que de los que realmente iba a ir escribiendo.

Es por eso que espero poder conseguir un dominio acorde y seguir conservando sólo el nombre en español. Afortunadamente aún no hay mucha audiencia y el cambio no será tan grave por lo que siento que en general será algo positivo. También he pensado hacer algo con la página de Facebook y depronto abrir un Instagram sólo para este proyecto, pero como mencioné al comienzo, son cosas que tendré que hacer con calma y muy despacio porque ahora no tengo mucho tiempo.

Te puede interesar:  Dándole paso a lo nuevo

Así que en esas estoy, siendo muy flexible (algo que a veces me cuesta) y dejando que las cosas vayan tomando forma poco a poco, sin prisas, sin angustias, dejándome llevar y soltando todo para poder continuar. Al fin y al cabo de eso es que se trata la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *