Los ciclos naturales y la magia

La naturaleza siempre ha sido la fuente de inspiración para todo lo que ha hecho la humanidad, desde los avances científicos más importante hasta la parte espiritual. Es por eso que cada cultura desarrolló su sistema de creencias basándose en lo que veía en el mundo natural y tal como mencioné en un artículo anterior, la magia hacía parte importante de estos sistemas, de hecho no estaba separada de la vida diaria.

La magia implica el conocimiento de lo que se llama “sobrenatural”, aunque para ella no lo es, pues se trata en realidad de otro aspecto o dimensión de la naturaleza.
Egipto Invisible – Fernando Schwarz

Entonces si tenemos eso en cuenta podemos ver que cada cultura creó su sistema de creencias según las condiciones geográficas, es así como Egipto por ejemplo, creo sus rituales y festividades alrededor del río Nilo, la India alrededor del río Ganges y muchos pueblos europeas alrededor de las cuatro estaciones.

Este último sistema, el de tener en cuantas las cuatro estaciones, ha sido uno de los más extendidos y dio origen a lo que conocemos como La Rueda del Año en la cual hay cuatro fechas principales y cuatro secundarias que se asocian a los cambios de estaciones, a los solsticios y a los equinoccios. Incluso mucho tiempo después la iglesia terminó adoptando muchas de estas fechas para su calendario.

Así que aquí están las ocho celebraciones de la Rueda del Año y su significado:

Samhain

Esta es una festividad muy conocida porque en la actualidad se celebra como Halloween, es una especie de año nuevo en el cual también se le rinde homenaje al otro mundo, a las personas que ya no nos acompañan en este mundo terrenal y nos recuerda que todo tiene un fin, una transición en la cual nos renovamos para entrar a un nuevo ciclo.

Te puede interesar:  Poción mágica para la vitalidad

Yule

Esta festividad corresponde al solsticio de invierno y fue la que le dio origen a la Navidad ya que representa el nacimiento que se da después de Samhain, es el momento en que la noche es más larga y el día más corto pero representa que a partir de ahí empieza a llegar la luz. Se celebra alrededor del 21 de diciembre.


Imbolc

Este es el festival de la luz ya que está en su punto máximo después de Yule, se celebra el final del invierno y la llegada de la primavera por lo que se suelen usar muchas velas y se da inicio a la cosecha. Esta fiesta dio origen a la fiesta de la candelaria y todos los carnavales que se celebran a comienzos del mes de febrero donde hay alegría y abundancia.


Ostara

Esta festividad corresponde al equinoccio de primavera alrededor del 20 y 22 de marzo, en ella se celebran las siembras por eso su principal símbolo es el huevo que representa una semilla, por lo general estos huevos se decoran con un propósito, para sembrar algo para el periodo que viene. Esta fiesta dio origen a lo que actualmente conocemos como pascua.


Beltaine

Esta celebración es la opuesta a Samhain ya que lo que se celebra es la vida, la unión del Dios y la Diosa para crear una vida nueva, para fertilizar la tierra y dar a luz todos los proyectos que tengamos. Uno de las tradiciones más características de esta festividad es el palo de mayo en el cual se enredan varias cintas a través de una danza.


Litha

Esta es la celebración del solsticio de verano en el cual se da el paso a que los días empiecen a ser más largos y las noches más cortas. Por lo general es una fecha propicia para recoger plantas medicinales y mágicas ya que también se dice que es cuando los espíritus de la naturaleza están más activos.

Te puede interesar:  Mi camino ha sido el de la magia

Lughnasadh

Esta festividad que se celebra alrededor del primero de agosto es llamada así debido al dios celta Lugh que es el dios de los talentos. Es una época para celebrar la abundancia y es el primer festival de la cosecha en el cual se agradece por los alimentos que nos da la naturaleza por lo que se suelen hacer grandes banquetes para compartir con los seres queridos.


Mabon

Esta festividad corresponde al equinoccio de otoño y es la segunda fiesta de la cosecha en la cual la naturaleza se empieza a preparar para dormir y dejar de producir sus frutos con la llegada de Samhain. Por lo general es una época en la cual también se honra la serenidad y el silencio porque son los que nos preparan para comenzar un nuevo ciclo.


Como dije anteriormente estas festividades están basadas en los cambios estacionarios pero cada cultura creo las suyas a partir de su entorno por lo que puede que se sientan extrañas en los lugares en los que no tenemos estaciones. Personalmente sí siento una conexión con ellas y las veo como una bonita forma de celebrar los ciclos naturales y traer a nuestras vidas ese concepto.


¿Ya conocías estas festividades? ¿Conoces alguna otra? ¡Déjame saberlo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *