Las lágrimas también son necesarias

Vivimos en un mundo que nos dice que seamos fuertes, que “todo pasa” y que no hay que llorar porque no vale la pena. Entonces nos creemos débiles si se nos hace un nudo en la garganta, si por alguna casualidad alguna lágrima brota, porque “es un gasto de energía” que nos lleva a la negatividad y a no vivir una vida “feliz”.

Pero entonces se nos olvida que somos humanos, que todas nuestras emociones están ahí para ayudarnos y que las lágrimas pueden ser muy sanadoras, porque son una forma muy simple de darle curso a emociones como la tristeza o la rabia. Las lágrimas son agua y una de las propiedades del agua es fluir para llevarse consigo todo aquello que puede quedarse estancado.

Por eso es importante llorar, dejar que las lágrimas fluyan libres en el momento que deben salir, sin culpas, sin pensar que algo está mal con nosotros, al contrario, no llorar si puede ser algo que nos hace mucho daño al largo plazo porque se congela y estanca todo aquello que necesita ser liberado.

Yo sé que a veces no se puede llorar en el momento, pero hay que hacerlo así sea cuando ya haya pasado la situación, y sí, hay momentos de la vida que uno piensa que va a llorar para toda la vida pero eso es porque a veces hay dolores tan grandes que necesitan mucho tiempo para sanar, así que no te juzgues, sólo siente, cuando llores siente cómo todo se libera, llora con ganas, llora como lo sientas y después verás cómo empieza a llegar la tranquilidad.

Te puede interesar:  Cómo armonizar el tercer chakra - Manipura

¿Te cuesta llorar? ¿Te sientes culpable cuando llorar? ¡Cuéntame en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *