Gracias a Mercurio retrogrado

Creo que para todos ha sido un mes muy agitado y muy intenso, en el cielo suceden miles de cosas y las energías parecen densas, a punto de colapsarnos. La gente anda un poco de mal humor, los malos entendidos están a la orden del día y pareciera que todo está un poco en caos.

Personalmente no suelo darle mucho peso a los acontecimientos como Mercurio retrogrado, no porque no sienta su influencia sino porque la vida es simplemente una montaña rusa y todos los días suceden cosas que nosotros decidimos ver como malas o buenas pero que simplemente son. Pero esta vez fue diferente, esta vez sí pude sentir la intensidad de la energía, varios días estuve de mal genio o triste sin “razón aparente” y a mi alrededor muchos manifestaron lo mismo, entonces un día simplemente la magia sucedió al traer a mi consciencia que todo lo que sucedía tenía una razón y que estaba en mis manos cómo ver lo que pasaba.

Si me sentía triste dejaba que esa tristeza fluyera, con compasión por mi misma y por mi proceso; si alguien se ponía agresivo en la calle o en mi entorno simplemente volvía a la compasión, a entender que no era algo personal como para que me lo tomara a pecho; si había algún mal entendido o confusión en la comunicación me detenía a pensar un poco antes de responder, intentando que mis palabras e intenciones fueran lo más claras posibles.

No ha sido fácil pero por fin me di cuenta que estos momentos en que todo parece estar en desorden son simplemente oportunidades para crecer, para abstraerse de las situaciones y acudir a ese espacio interno donde habita nuestro espíritu y actuar desde allí, no desde el ego que nos quiere hacer ver que todo está mal y que todo esta contra nosotros como si fuéramos el centro del universo sino desde el amor, la compasión y la comprensión.

Te puede interesar:  Pronósticos para diciembre de 2016

Por eso te invito a cambiar la mirada, a ver que la idea es que estos momentos saquen lo mejor de nosotros mismos para alinearnos con nuestro verdadero propósito y ser.


P.D. Espero volver regularmente la primera semana de junio ya que ahora el trabajo me tiene algo ocupada y además éste sábado 21 tengo una presentación de danza. Tengo varias ideas y sorpresas para ustedes, así que espero tener pronto el tiempo para llevarlas a cabo.


Y tu ¿Has sentido los efectos de Mercurio retrogrado? ¿Cómo los has vivido? ¡Cuéntame en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *