Encontrando paz con el ágata azul

El Ágata es una de las piedras que me ha acompañado desde hace muchísimo tiempo, de hecho una de las primeras que tuve fue un ágata azul. Recuerdo que por ese entonces lo primero que sentí al tenerla en mis manos fue una paz infinita, fue como si se llevara todas las tensiones y me envolviera en un abrazo lleno de luz.

Hay muchos tipos de ágatas e incluso muchas tonalidades de azul, pero hay una muy especial que es el ágata lazo azul que es la que puedes ver en la imagen principal de este artículo y que de todas es la que más brinda esa sensación de paz porque es una piedra cuya energía nivela la energía del sistema nervioso central.

¿Cómo usar el ágata lazo azul?

Como siempre, hay muchas formas para usar nuestros cristales, entre ellos están llevarlos directamente en un accesorio o comprar una piedra y llevarla en una bolsita pero en este caso la forma que más me gusta es usar el ágata azul en un dije que pueda ponerse en el centro del pecho, esto porque brinda calma casi que de inmediato balanceando la energía del corazón.

También se puede usar poniendo una piedra debajo de la almohada a la hora de dormir porque ayuda justamente a conciliar el sueño. Lo importante en este caso es ponerla de tal forma que no se vaya a perder o a hacernos daño, para eso es mejor ponerla en una bolsita de organza y usar una piedra de canto rodado.

Te puede interesar:  La fuerza de la amazonita

Características

Color Azul claro u oscuro con vetas
Composición Química SiO2
Sistema Cristalino Hexagonal
Dureza 6,5 – 7
Signo Zodiacal Libra y Acuario
Signo Chino Serpiente y Perro
Chakra Sexto Chakra – Vishudda


¿Conocías esta variedad de ágata? ¿La has usado antes? ¡Cuéntame en los comentarios!

Imagen © Wandering Crystal


En la Tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *