El lado tóxico de la espiritualidad

Muchos queremos conectar con nuestro lado espiritual, con eso que hace parte de nuestra experiencia terrenal pero que a la vez nos habla de eso otro que no es tangible pero que podemos sentir. La cuestión es que a veces, en ese afán por buscarle un sentido más profundo a la vida nos involucramos con ideas u organizaciones que pueden ser realmente muy tóxicas y es en ese momento cuando algo que debe ser una experiencia profunda y reparadora termina haciéndonos daño, incluso a veces sin darnos cuenta inmediatamente.

Creo que esta bien explorar, conocer, entrar en contacto con diferentes ideas pero a veces cuando nos casamos con algo muy estricto o lo volvemos dogma estamos perdiendo la oportunidad de que sea nuestro espíritu el que se exprese, me parece muy valioso conocer y compartir con otras personas nuestra experiencias en el plano espiritual, me parece bien que de vez en cuando tengamos una guía, pero cuando dejamos de pensar por nosotros mismos, cuando le damos todo el poder a otros, estamos perdiendo nuestra verdadera esencia y de paso estamos desdibujando nuestro camino espiritual.

Es por eso que en este artículo te dejo algunas señales que nos pueden dar algún tipo de alerta, igual recuerda que lo más importante es tu criterio y lo que sientes con respecto al camino que vas tomando, no son reglas estrictas sino indicios para que examines en perspectiva si esas practicas te hacen bien o no.

  • Si tu camino espiritual te hace sentir mal con tu esencia, con lo que eres realmente, si te crea un conflicto interno con tus creencias mas profundas, con tu orientación sexual, con las personas que amas o con tu propio cuerpo entonces es posible que por ahí no sea la cosa. Hay prácticas espirituales que son herramientas para encontrarnos con nosotros mismos, para crecer, pero si éstas se vuelven una cárcel que nos impide expresarnos desde nuestra propia identidad es posible que ese camino nos lleve a vivir una espiritualidad completamente tóxica que a la larga no nos hará ningún bien.
  • La espiritualidad no le pertenece a nadie sino a cada uno de nosotros, por eso cuando te dicen que el camino que estas andando es el único verdadero e invalidan otras formas de ser o estar con el espíritu hay que prender las alarmas. La espiritualidad es algo personal y por eso mismo esta llena de matices, corresponde a nuestra propia expresión como seres humanos por lo cual es imposible afirmar que hay una sola forma, única y verdadera de vivirla, mucho menos usar esto para invalidar otras formas de acercarse a ella, la verdad absoluta no existe en estos temas y el respeto por el otro tiene que ser parte fundamental de las prácticas espirituales.
  • Si tu practica espiritual no te permite pensar por tu cuenta o si tienes que recurrir constantemente a otros miembros o documentos para que validen tus ideas entonces es posible que no estés en el lugar indicado. Hay momentos en que necesitamos cierta guía para conectar con nuestro propio espíritu pero esto no puede quitarnos nuestras propias ideas, nuestra forma de pensar o de ver el mundo, es muy importante que independientemente de nuestro camino también tengamos el espacio para ser críticos, para tener nuestra propia forma de pensar y ver las situaciones que nos rodean sin que eso cree conflicto con los demás.
  • Cuando se empieza a ver lo espiritual como algo para unos pocos iluminados que están por encima de los demás, se pierde completamente el propósito de ese camino. Si estas en una agrupación con jerarquías muy estrictas o donde te hacen sentir que no eres lo suficientemente bueno porque hay otros que están por encima tuyo y están mas iluminados entonces es posible que estemos hablando de cosas que no tienen nada que ver con la espiritualidad, nadie tiene porque invalidar tu camino y tus experiencias en este área y si bien hay momentos en que necesitamos guías en nuestro andar, nadie puede pensar por nosotros o creerse superior por el camino que ha recorrido.
  • Por ultimo creo que esta es una de las cosas que más nos deben alertar y es la forma como un maestro, guía u organización se relaciona con nosotros a través del dinero. Una cosa es que retribuyas a otros por el conocimiento o la guía que te pueden dar en algún momento pero si te quieren “vender” la salvación por un módico precio, si constantemente se están metiendo en tus finanzas o si te dicen que no vas a alcanzar la iluminación si no aportas x ó y cantidad de dinero entonces es posible que simplemente te estén estafando. La espiritualidad no se compra, como ya dije anteriormente, es algo personal, es el descubrimiento del nuestro espíritu y por eso comprarla es imposible.
Te puede interesar:  Espiritualidad y consciencia social

De nuevo te reitero que estas señales son para que estés pendiente pero la idea siempre será que seas tu, con tu propio criterio quien decida cuáles prácticas, cuáles lugares, cuáles organizaciones y cuáles personas le hacen bien a tu camino espiritual y cuáles no, nadie puede decidir por ti y más con algo tan personal como lo relacionado con tu propio espíritu.


¿Conoces otras señales para prestar atención en las prácticas espirituales? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!


En la Tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *