El Ascendente y el Descendente en la Carta Astral

ascendente y descendente

En la carta astral existen dos ejes importantes que nos dan muchas pistas sobre nuestra personalidad y sobre nuestra misión, eso ejes son el del Ascendente y el Descendente astral y el otro es el del Medio Cielo y el Immum Coeli. En este artículo me centraré en el primer eje que es el que nos muestra cómo nos perciben los demás y también que eso que nos cuesta aceptar de nosotros mismos.

El Ascendente representa la cara que le mostramos al mundo, es la forma cómo nos perciben y corresponde al signo que se alza en el horizonte a la hora del nacimiento. Por lo general este signo también muestra características físicas de la persona en cuanto a su constitución o ciertos rasgos especiales. Por otro lado el Descendente es todo aquello que ocultamos, es esa parte de nosotros que no mostramos al mundo y que incluso a veces negamos porque nos cuesta aceptarla, aquí también se muestra cómo son nuestras relaciones en pareja, qué es lo que buscamos en alguien para complementarnos.

Estos ejes están compuestos por signos complementarios u opuestos, son dos energías que nos enseñan su manera cuáles aspectos necesitamos trascender y cómo podemos integrar nuestra luz y nuestra oscuridad. A continuación puedes encontrar una breve reseña del ascendente y descendente en los diferentes signos.

El Ascendente y el Descendente en los Signos

Ascendente en Aries – Descendente en Libra

Cuando el ascendente está en Aries podemos ver personas que se muestran como seguras, activas, llenas de vitalidad, sin miedos, incluso pueden parecer muy impulsivas a los ojos de los demás, como si no les importaran las consecuencias de sus actos pero por el otro lado está Libra, es una parte más equilibrada que se interesa por la justicia, por los demás y que tiene una sensibilidad especial por las causas humanas, la cuestión es que a ese ascendente en Aries no le gusta mostrarse como alguien que se preocupa por los demás y por eso necesita integrar esa parte Libra en sí.

Ascendente en Tauro – Descendente en Escorpión

Esta ascendente habla de personas que se ven tranquilas, como si nada los perturbara y siempre tuvieran claro todos sus objetivos, también son persona que les gustan la buena vida, una buena comida, vestirse bien, tener pequeños gustos que les reafirmen que tienen con qué dárselos, pero por otro lado en su descendente tienen a Escorpión, un signo profundo y a veces muy oscuro que les hace perder esa compostura que aparentan, por eso al ascendente Tauro le cuesta admitir que tiene una sombra que no es tan tranquila y amable por lo que el secreto está en integrar esas partes oscuras, abrazarlas y hacerlas parte de su vida diaria para poder estar en armonía.

Ascendente en Géminis – Descendente en Sagitario

Al tener el ascendente en Géminis se puede ver a una persona inteligente, muy racional y que siempre está expresando asertivamente todo lo que viene a su cabeza, ellos representan al intelectual que encuentra respuestas y que puede dar soluciones donde nadie más las había encontrado, pero por otro lado tienen a Sagitario en su descendente lo cual hace que en el fondo sean más impulsivos de lo que parece, que no sean tan racionales como aparentan sino que también se dejan llevar por sus emociones que además suelen ser muy intensas y eso le cuesta al ascendente en Géminis por lo que la labor aquí es balancear esos dos puntos y llegar a un equilibrio en el cual la mente y la aventura vayan de la mano.

Te puede interesar:  Lo que los signos del zodiaco realmente dicen de nosotros

Ascendente en Cáncer – Descendente en Capricornio

Las personas con ascendente en Cáncer se ven amables, cariñosas, a veces un poco melancólicas y son las que siempre están pendientes de los demás, hay algo en ellos que siempre quiere cuidar a las personas que aman y les rodean pero en el fondo, su descendente en Capricornio los lleva a querer distanciarse, a ser fríos y calculadores, a no preocuparse por nadie más que por ellos mismos, esto finalmente hace que el ascendente en Cáncer siente que está traicionando a los suyos al querer tomar distancia de las vidas de los demás y centrarse sólo en ellos, así que para encontrar el equilibrio entre estos dos puntos tienen que aprender a amar sin inmiscuirse demasiado en la vida de los demás.

Ascendente en Leo – Descendente en Acuario

Cuando el ascendente está en Leo podemos ver personas que tienen luz propia, que brillan, que les gusta ser reconocidos y por eso siempre quieren ser el centro de atención de todo lo que acontece a su alrededor, incluso a veces pueden parecer demasiado egocéntricos, pero por otro lado al tener el descendente en Acuario no les gusta esa parte de sí mismos que puede llegar a ser contradictoria, a la que no le importa lo que piensen los demás y que es capaz de pensar más allá de su propio bienestar, eso desestabiliza al ascendente Leo y por eso la lección está en equilibrar el deseo de ser aceptados con las ganas de hacer las cosas de una manera diferente así eso les cueste su popularidad.

Ascendente en Virgo – Descendente en Piscis

El ascendente en Virgo hace que las personas parezcan muy serias, como si siempre estuvieran preocupadas por algo y tuvieran que ser fríos y calculadores para poder resolver todo lo que está mal a su alrededor, por esto también aman tener todo bajo control, incluso sus emociones, es allí cuando su descendente en Piscis les trae conflicto porque les cuesta admitir que su mundo emocional a veces los sobrepasa, que no siempre pueden resolver las cosas con la cabeza sino que tienen que ponerle también al corazón, algo que a veces le cuesta al ascendente en Virgo, por eso para integrar sus dos polos necesita entender que la dureza y la suavidad pueden ir de la mano y que de esa forma pueden ayudar a más personas y de paso ayudarse a sí mismos.

Te puede interesar:  El Tarot y los astros parte II

Ascendente en Libra – Descendente en Aries

Las personas con ascendente en Libra se ven como personas equilibradas, amantes de la belleza en todo lo que ven y a los que les gusta tener una vida social armónica donde las personas que los rodeen les brinden mucho equilibrio y paz, pero al tener el descendente en Aries les molesta mucho que no siempre pueden tener una respuesta armónica, sienten que ese aspecto suyo los desestabiliza, les muestra una faceta más impulsiva, menos controlada, algo que no le gusta al ascendente Libra que siempre quiere mantener la armonía, es por eso que lo mejor que pueden hacer es entender que el equilibrio también está en esos momentos en que todo se desequilibra.

Ascendente en Escorpión – Descendente en Tauro

Cuando se tiene el ascendente en Escorpión hay una tendencia al misterio, hay una gran complejidad de emociones y todo parece tener mucha trascendencia, es como si todo tuviera una profundidad inusual que los lleva a veces a aislarse de todo para estar en su propio mundo, por eso el descendente en Tauro les muestra algo que les incomoda y es una vida menos trascendental, más mundana, llena incluso a veces de excesos en el plano material que no les gustan, que entra en conflicto con sus ganas de profundizar en todos los aspectos de su vida, es como si Tauro les mostrara un lado que a ellos les parece superficial, es por eso que para lograr el equilibrio tiene que entender que la vida no tiene que tomarse tan en serio y que está bien disfrutar otros aspectos más mundanos.

Ascendente en Sagitario – Descendente en Géminis

El ascendente en Sagitario hace que las personas quieran tener libertad, buscar aventura y a la vez les gusta ver el lado bueno de la vida, ese donde todo está bien, donde pueden ser libres y estar rodeados de personas que los acompañen en esas aventuras, pero el descendente en Géminis les muestra que la vida tiene dos caras, que no todo es luz, que no siempre se tiene que andar con una sonrisa sino que la tristeza también es necesaria por lo que el ascendente en Sagitario buscará ocultar esos aspectos de su propia vida, esos que no siempre están llenos de sonrisa y despreocupación, por eso para equilibrarse tienen que empezar a ver todos los matices posibles de las situaciones ya que todos son necesarios.

Ascendente en Capricornio – Descendente en Cáncer

Al tener el ascendente en Capricornio las personas se perciben como muy serias, a veces distantes y con una gran seguridad porque parecen tener todo bajo control, generalmente sus respuestas son muy directas o cortantes, pero en el fondo su descendente en Cáncer les otorga una sensibilidad especial que les cuesta mucho reconocer, incluso a veces preferirían no sentir tanto, no estar tan en contacto con sus emociones y las de los demás porque es demasiado, por eso para equilibrarse necesitan entender que no tienen porqué ser muy fríos o muy sensibles, necesitan ver que puede existir un punto medio en el cual las emociones no se reprimen pero tampoco se desbordan.

Te puede interesar:  Astro DIY #11: Entendiendo los patrones de tu carta astral

Ascendente en Acuario – Descendente en Leo

Cuando el ascendente está en Acuario las personas tienden a expresarse de una manera única, les gusta ser diferentes, vestirse de formas inusuales o simplemente se ven atraídos hacía lo que está fuera de la norma, pero al tener el descendente en Leo también sienten la necesidad de sobresalir pero encajando en los parámetros sociales, es como si quisieran la aprobación constante de los demás y su forma de ver el mundo no les permitiera encontrar eso, de ahí que el equilibro les llegue a través de conectarse con su propia luz, entendiendo que está bien ser diferente y al mismo tiempo aportar algo a los demás, que no es necesario que sacrifiquen su vida social por querer aparentar algo que no son y que está bien tener contradicciones.

Ascendente en Piscis – Descendente en Virgo

Las personas con ascendente en Piscis tienen un exterior suave y conciliador, los demás pueden recurrir a ellas cuando se sienten mal y además tienden a reflejar las emociones de aquellos que los rodean, a veces tienen una fuerte tendencia a querer ayudar a los demás pero su descendente Virgo siempre quiere poner límites, incluso a veces parece que sus actitudes son demasiado rígidas, tratan de imponer su punto de vista sobre los demás por eso el conflicto surge cuando quieren ayudar a otros pero a la vez los juzgan duramente y quieren que todo sea como ellos piensan que debe ser, para balancearse deben entender que cada persona tiene un camino diferente y que la mejor forma de ayudar a otros es dejándolos transitar ese camino sin juzgar y sin querer imponer sus propias ideas.


La dinámica entre el ascendente y el descendente nos puede ayudar mucho a entender nuestros patrones de comportamiento, aquellas cosas que proyectamos y todo lo que puede estar oculto o nos cuesta aceptar de nosotros, también hay quienes dicen que el descendente muestra el tipo de persona que atraemos para que sea nuestra pareja, a veces incluso de forma literal, por ejemplo las personas con ascendente en Piscis pueden buscar un Virgo como pareja y así con todas las combinaciones.

Espero que esta información te ayude a entender un poco más sobre esos aspectos que componen tu carta astral y la forma como puedes aprovecharlos para comprenderte y crecer a partir de ahí.


¿Cuál es tu ascendente y tu descendente? ¡Házmelo saber en los comentarios!


En la Tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *