¿Cómo llamar a los cuatro elementos?

Los cuatro elementos se suelen usar para diferentes propósitos pero el más común es cuando se va a hacer un círculo mágico o algún tipo de ritual que los involucre, es una forma de llamar su energía para que nos acompañe, también se puede usar como protección antes de un ritual.

Personalmente siempre me gusta llamar a los elementos con una oración que creé hace varios años pero existen muchas formas de hacerlo, incluso tu puedes crear la tuya que resuene con quien eres y la forma cómo ves cada elemento, lo importante es que conectes desde lo más profundo de tu ser.

Llamar a la Tierra

La tierra es el elemento de la estabilidad y es el elemento que suelo usar para empezar porque me conecta directamente con mi centro. El elemento tierra se sitúa al norte y para representarlo se puede usar tierra de verdad, sal o una planta pequeña. La oración que digo es la siguiente:

Que la estabilidad de la Tierra siempre esté presente en nuestras vidas. Que nuestro espíritu disfrute de esta instancia terrestre de una forma equilibrada y en armonía con nuestra esencia.
Gracias y que así sea.

Llamar al Aire

Para abrir el círculo suelo empezar por la derecha entonces el siguiente elemento sería el aire que es el elemento de la comunicación y que se encuentra al este u oriente, para representarlo se puede usar incienso, una pluma o campanas. La oración que digo es la siguiente:

Que la inspiración del Aire siempre esté presente en nuestras vidas. Que se aclaren nuestros pensamientos e ideas para crecer cada día en nuestra misión personal.
Gracias y que así sea.

Llamar al Fuego

En el círculo, después del aire sigue el fuego, el elemento de la pasión, de la chispa divina que nos lleva a la acción y que se encuentra en el sur, se puede representar con una vela o cualquier cosa que produzca fuego (recuerda que la seguridad es lo primordial así que nunca dejes tu fuego descuidado). La oración que digo es la siguiente:

Que la chispa divina del Fuego siempre esté presente en nuestras vidas. Que todo aquello que emprendamos se haga con amor y con pasión para ayudarnos a nosotros y a los demás.
Gracias y que así sea.

Llamar al Agua

Por último, para terminar de crear el círculo se llama al agua que es el elemento de la intuición, las emociones y que habla a nuestro subconsciente y se encuentra al oeste u occidente, se puede representar con un cuenco de agua, conchas de mar o piedras de río. La oración que digo es la siguiente:

Que la fluidez del Agua siempre esté presente en nuestras vidas. Que podamos oír la voz de nuestro corazón a través de la intuición para alcanzar el propósito más alto de nuestro espíritu.
Gracias y que así sea.


Después de terminar el ritual o la meditación la idea es abrir el círculo mágico despidiendo a los cuatro elementos, la verdad yo suelo decir algo muy sencillo agradeciendo los cuatro elementos por haber estado ahí presentes. Recuerda que cada práctica es muy persona y este es sólo un ejemplo, hay muchísimas formas de abrir un círculo o llamar a los elementos, todo depende de lo que resuene con nosotros.

Te puede interesar:  Los ciclos naturales y la magia

¿Conoces otra forma de llamar los elementos? ¿Lo has hecho anteriormente? ¡Házmelo saber en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *