Cómo armonizar el cuarto chakra – Anahata

Siguiendo con la serie sobre la armonización de los siete chakras principales, en esta ocasión el turno es para el cuarto chakra o Anahata que es el que corresponde al corazón y que además es el que conecta los tres primeros chakras con los tres últimos ya que ese encuentra justo en la mitad de ellos.

Cuarto Chakra – Anahata

Este es el chakra del corazón, el que nos conecta con el amor, tanto propio como hacia todo lo que nos rodea, también es el chakra donde reside la energía de dar y recibir de una manera equilibrada, conectándonos también con la compasión y la empatía hacia todos los seres vivientes. El cuarto centro energético llamado Anahata y significa imposible de romper, está representado por una flor de loto de doce pétalos, se encuentra situado en el corazón, en la glándula timo, sus arquetipos son el amante y el artista y el tema central de su activación es el amor incondicional y espiritual.

¿Cómo saber cuando el chakra está equilibrado?

Cuando Anahata está equilibrado entiendes que las personas que te rodean son tan importantes como tú, puedes sentir que a pesar de las diferencias, todos hacemos parte del mismo Todo Universal. Experimentas amor sin apegos, amas sin miedo y sin pedir nada a cambio, también te das cuenta de que es necesario perdonar para así liberarte del pasado y de esa forma evolucionar, fortaleciendo tu paz interior y las relaciones con los demás.

¿Y qué sucede cuándo está desequilibrado?

Cuando Anahata está desequilibrado hay celos, apego desmedido, tristeza constante y hay miedo a amar, ser amado o incluso a dejar que alguien nos toque por temor al rechazo. Hay una gran dificultad en recibir porque no nos consideramos merecedores de ello. En la parte física hay un pobre sistema inmunológico, gripas, infecciones recurrentes, angina de pecho, asma, problemas del corazón, alergias, problemas de la piel y bronquitis.

Te puede interesar:  Entre la razón y la intuición

Ideas para equilibrar Anahata

  • Escuchar música sagrada con sonidos suaves, acompasados y que nos recuerden el amor universal.
  • Hacer movimientos que involucren los brazos y la apertura de pecho.
  • Realizar una profunda labor para perdonarnos y perdonar, reconociendo que las faltas que otros cometen no quedan excusadas automáticamente pero tampoco podemos seguir prisioneros del resentimiento.
  • Haciendo cualquier actividad que implique servir a los demás y abrazar a otros.
  • Usar cristales como ágata musgo, amazonita, aventurina, cuarzo rosado, jade, peridoto, prehnita y rodocrosita.
  • Usar aromas como rosa, lavánda y cualquier aroma floral ya que ayudan a armonizar este chakra.
  • Incluir alimentos vegetales de hojas verdes, frutos como kiwi, granada, manzana, uvas verdes y aguacate.
  • Meditar o repetir el sonido primario de este chakra: IAM.
  • Repetir las afirmaciones de este chakra:
    • Mi corazón está lleno de la energía del amor
    • Me gusta ser amado, yo soy amor
    • El amor me cura y me renueva
    • Sigo con confianza el camino de mi corazón
    • Me siento seguro y querido por el universo
  • Ejercitar a través de Yoga las zonas de influencia de este chakra: el torso y la espalda dorsal, corazón, pulmones, bronquios, omóplatos, hombros, axilas, brazos y manos.


Así que ahora sabes cómo activar y armonizar este chakra espero que puedas poner en práctica muchas de estas ideas y no olvides dejar tus dudas o aportes en la caja de comentarios.


En la Tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *