Caminando por la linea media

Muchas veces tenemos la tendencia de ir de un extremo a otro como si sólo existieran dos posibilidades y todo lo que está en medio de ellas no fuera valioso. Tal vez es una tendencia muy humana ver la vida en blanco y negro pero realmente cuando aprendemos a ver todo de otra forma también podemos encontrar una riqueza inmensa que nos puede ayudar a crecer.

Cuando andamos por la linea media entendemos que existen muchas posibilidades, que entre un extremo y otro hay una gama inmensa de opciones, aprendemos a ver el contexto, a serenar la emoción y dejamos de juzgar tan duramente todo lo que se nos presenta en el camino.

Caminar por la linea media significa que podemos ponernos en los zapatos del otro, comprender que un día podemos estar en un lugar pero luego podemos estar en el lugar completamente opuesto. No se trata de no tener una postura sino de ser capaces de ver el panorama completo, es tener certezas pero a la vez dudar de todo y aunque no siempre es fácil, caminar por la linea media implica revisarnos constantemente para evitar caer en fanatismos o posturas demasiado extremas que no nos ayudan a crecer.

Muchas filosofías de vida ven el caminar por la linea media, es decir, sin estar en un extremo u otro, como una de las formas más sabias de estar en esta existencia porque esto permite que estemos en equilibrio con nosotros y lo que nos sucede, es una forma de entender el mundo que nos enriquece y nos muestra que todo es relativo, que no hay verdades absolutas y que lo que hoy puede ser una opción mañana puede no serlo y aún así estar en paz con ello.

Te puede interesar:  La magia está en todos lados

Siempre he visto el hecho de caminar por la linea media como una forma de entendernos mejor y a la vez entender el mundo en el que estamos, sin fanatismos, con la mente abierta y el corazón dispuesto a escuchar, comprender y vivir de otras formas. Así que te invito a que busques el balance en tu vida, a no vivir en los extremos o reconocer cuándo estás en uno, no para huir de esa situación sino para ir poco a poco yendo hacía el centro de tu existencia y así empezar a crecer.


¿Conocías este concepto? ¿Qué piensas de caminar por la linea media? ¡Házmelo saber en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *